Etiquetado para productos con nanotecnología

La FDA considera que no es necesario un nuevo etiquetado para los productos fabricados con nanotecnología

Según un artículo publicado esta semana por Reuters, la FDA (Food and Drug Administration) ha declarado que el creciente número de cosméticos, fármacos y otros productos elaborados con nanotecnología no requieren una regulación o etiquetado especial.

La recomendación se produce como resultado de la supervisión de productos que utilizan en su diseño o elaboración diminutas partículas del tamaño de una mil millonésima parte de un metro. Las organizaciones de consumidores, entre otras, temen que estas pequeñas partículas puedan resultar tóxicas, causando un efecto imprevisto para la salud.

Ahora, un grupo de trabajo de la FDA ha concluido que, aunque los materiales a nanoescala puedan tener propiedades completamente diferentes a las de sus homólogos de mayor tamaño, no existen pruebas actualmente de que supongan ningún riesgo importante para la seguridad.

“Creemos que no existen pruebas científicas [al respecto] que merezcan ser mencionadas en la etiqueta”, señaló el Dr. Randall Lutter, comisionado asociado de Políticas y Planeamiento de la FDA.

Según un informe del Woodrow Wilson International Center for Scholars, al menos 300 productos de consumo, entre los que se incluyen protectores solares, pasta de dientes y champú, se elaboran actualmente con nanotecnología.
Esta tecnología se está utilizando también en medicina, donde los científicos están desarrollando diminutos sensores capaces de detectar señales de enfermedades en el cuerpo; y en el sector alimentario, donde se está utilizando para ampliar el tiempo de conservación de los alimentos empaquetados.

La FDA trata estos productos elaborados con nanotecnología del mismo modo que cualquier otro producto, es decir, requiere que las empresas demuestren la seguridad y eficacia de sus productos antes de su salida al mercado. Sin embargo, algunas categorías de productos, como los cosméticos, los alimentos o los suplementos dietéticos no están sujetos a la supervisión de la FDA antes de su venta en el mercado. Esto ya resulta preocupante de por sí, cuanto más si los productos están elaborados con nanotecnología.

Según George Kimbrell, abogado de International Center for Technology Assessment, una organización sin ánimo de lucro que ha demandado a la FDA en busca de una mayor supervisión para esta tecnología: “Nano significa algo más que pequeño. Quiere decir que estos materiales pueden ser fundamentalmente diferentes y presentar propiedades químicas y físicas considerablemente diferentes”. Kimbrell considera que “se está utilizando al consumidor como conejillo de indias”.

Como ejemplo, de posibles riesgos, los estudios de esta organización muestran que ciertos tipos de partículas pueden causar inflamación y respuestas en el sistema inmunológico en animales.

La FDA ha añadido que pronto editará una serie de documentos a modo de guía para los sectores que utilicen la nanotecnología, entre los que se incluyen las empresas farmacéuticas, los fabricantes de dispositivos médicos y las empresas de productos de consumo.

Según Lutter, en cambio, el grupo de trabajo considera que la nanotecnología no es diferente de otras tecnologías emergentes anteriores como la biotecnología o la radiación.

Fuente: Reuters