El óxido de grafeno absorbe los residuos radiactivos

Unos investigadores de la Universidad de Rice y la
Universidad Estatal Lomonosov de Moscú han descubierto que el óxido
de grafeno tiene una capacidad notable para eliminar rápidamente el
material radiactivo del agua contaminada.

Un esfuerzo de colaboración entre el laboratorio del químico
James Tour, de Rice, y el laboratorio del químico de Stepan
Kalmykov, de Moscú, determinó que unas escamas microscópicas de
óxido de grafeno, de un átomo de espesor, se enlazan rápidamente a
los radionucleidos naturales y artificiales y los condensan en
sólidos. Las escamas son solubles en líquidos y son fáciles de
producir en masa.
Los resultados experimentales se han publicado en la revista
Physical
Chemistry Chemical Physics
, de la Royal Society of Chemistry.