Distintas perspectivas del desarrollo de la nanotecnología

Ambos lados del Atlántico presentan visiones alternativas del desarrollo de la nanotecnología

Esta semana tenemos dos perspectivas muy diferentes sobre el estado de la nanotecnología y su desarrollo.

Por un lado, el punto de vista algo amarillento de la sede de New Scientist en el Reino Unido, que confiesa una buena cantidad de escepticismo acerca de la mera idea de la nanotecnología, pero se pregunta por qué el Reino Unido parece haber desaparecido del mapa de la nanotecnología.

Por otro lado, tenemos la sede de Industry Week en los Estados Unidos, que promete que cualquiera de los problemas de normativa que veamos ahora no son más que algunos dolores de crecimiento en el destino manifiesto del éxito final de la nanotecnología.

El informe británico, que fue elaborado por un panel internacional de académicos, parece haber ignorado la regla de la mayoría de estos informes gubernamentales: en última instancia deben servir como palmadita en la espalda, mientras instan a la gente a hacer un trabajo aún mayor.

En cambio, sí señala uno de los principales problemas del desarrollo de la nanotecnología en el Reino Unido (y, podría decirse, que también en la Unión Europea):

“…el sistema es demasiado lento, con un laberinto de comités de asesoramiento, consulta y coordinación. Estos comités impiden la toma de decisiones, en lugar de facilitarla, y crean confusión tanto en la comunidad de investigadores como en los niveles políticos más altos”.

Fuente: http://spectrum.ieee.org/nanoclast/semiconductors/nanotechnology/opposite-sides-of-the-atlantic-deliver-alternative-views-of-nanotechs-development