Diagnóstico de pacientes en fase temprana

Unos investigadores noruegos han desarrollado el primer sensor del mundo capaz de medir partículas individuales en una muestra de sangre. Esta innovación podría causar sensación en el mundo de la medicina.

Nuestra sangre contiene varios cientos de proteínas diferentes que nos pueden dar una idea de nuestra salud general, así como proporcionar información sobre el estado de nuestro corazón o la presencia de cáncer.

En la actualidad, cuando nuestro médico nos toma una muestra de sangre para una “revisión completa”, sólo es posible analizar cinco o seis indicadores, como los porcentajes de la sangre, el azúcar en sangre y las infecciones. Para obtener otros resultados, la muestra ha de ser enviada a un laboratorio central para su análisis y, a menudo, los resultados pueden tardar hasta una semana.

Hace cuatro años, SINTEF inició un proyecto conjunto con la Universidad de Stanford, en los EE.UU., y la Universidad de Oslo, en Suecia. El objetivo era construir un sensor que pudiese mejorar hasta un millón de veces la sensibilidad, haciendo posible la medición de partículas individuales en la sangre, incluyendo proteínas a concentraciones extremadamente bajas, así como moléculas de ADN y ARN (ácido ribonucleico).

El resultado es un nuevo sensor de nanopartículas desarrollado en MiNaLab, en Oslo.

Fuente: http://www.sintef.no/home/Press-Room/Research-News/Diagnosing-patients-at-an-early-stage/