Descubren que los nanotubos de carbono son tóxicos para los animales acuáticos

Los nanotubos de carbono (CNT) son de los materiales más fuertes de la Tierra y se utilizan para reforzar materiales compuestos, como los utilizados en las raquetas de tenis de alto rendimiento. Los CNT tienen posibles usos en cualquier campo, desde la medicina a la electrónica o la construcción. Sin embargo, los nanotubos de carbono no están exentos de riesgos. Un estudio conjunto de la Universidad de Missouri y la Encuesta Geológica de los EE.UU. ha descubierto que pueden ser tóxicos para los animales acuáticos. Los investigadores instan a que se tomen precauciones para evitar la liberación de nanotubos de carbono en el medio ambiente a medida que los materiales pasen a producirse en masa.

 Los nanotubos de carbono son cilindros microscópicamente finos de átomos de carbono que pueden ser cientos de millones de veces más largos que anchos, pero no son de carbono puro. El níquel, el cromo y otros metales utilizados en su proceso de fabricación pueden permanecer como impurezas. Los investigadores descubrieron que estos metales y los CNT pueden reducir las tasas de crecimiento o incluso matar a algunas especies de organismos acuáticos. Las cuatro especies utilizadas en el experimento fueron: mejillones (Villosa iris), larvas de moscas pequeñas (Chironomus dilutus), gusanos (Lumbriculus variegatus) y crustáceos (Hyalella azteca).

Los resultados han sido publicados en la revista Environmental Toxicology and Chemistry.

Fuente: http://phys.org/news/2012-08-carbon-nanotubes-toxic-aquatic-animals.html