Bombillas de silicio

El silicio ha sacudido muchas industrias. Una empresa de reciente creación llamada Bridgelux afirma que el próximo objetivo serán las bombillas. La compañía de Livermore, California, informó de un gran avance en el uso del material para la fabricación de diodos emisores de luz, los nuevos componentes que están encontrando un sitio en muchas aplicaciones de iluminación debido a su superior eficacia energética y su longevidad. Un obstáculo fundamental para que su uso se extienda es su elevado coste –no es raro encontrar precios de 40 dólares por bombillas equivalentes a 60 vatios– y ahí es donde podría tener cabida el silicio.

La mayoría de los LED actualmente se fabrican sobre sustratos de materiales relativamente costosos, como el carburo de silicio o el zafiro. Muchas compañías están poniendo la mayor parte de sus esfuerzos en tratar de utilizar substratos más grandes de los mismos materiales para reducir los costos, señala Bill Watkins, CEO de Bridgelux.

Un enfoque más radical es pasarse al silicio, la base de los chips de ordenador. Además de la ventaja de coste del materia, el enfoque permitiría, en teoría, hacer uso de las antiguas fábricas de semiconductores cuyo funcionamiento es barato.
Según Watkins, el problema está en que el silicio es mucho más difícil de trabajar para su aplicación en los LED.

Sin embargo, Bridgelux afirma haber logrado utilizar obleas de silicio de ocho pulgadas para fabricar componentes que lograron 135 lúmenes por vatio; alcanzando, por primera vez, resultados de calidad comercial con el material. Se tardarán dos o tres años en mejorar los rendimientos de producción para que el proceso sea comercialmente viable, pero Watkins no ve ningún obstáculo a la utilización de este enfoque para reducir los costes de producción en un 75%.

Fuente: Wall Street Journal