Avances en el almacenamiento de datos

Un nuevo método de ajuste magnético mejora el almacenamiento de datos

Investigadores de Chicago y Londres han desarrollado un método para controlar las propiedades de los imanes que se podría utilizar para mejorar la capacidad de almacenamiento de los discos duros de los ordenadores de última generación.
Los imanes que pueden cambiar fácilmente su polaridad se utilizan ampliamente en la industria de los ordenadores para almacenar datos, pero presentan un desafío de ingeniería: la polaridad de un imán se debe poder cambiar con facilidad al escribir datos en la memoria, pero debe ser difícil de cambiar durante el almacenamiento o la lectura.

Estos requisitos contradictorios se logran normalmente calentando y ablandando el imán para guardar los datos y, posteriormente, enfriando y endureciendo el imán para el almacenamiento y la lectura.

Pero ahora Daniel Silevitch, de la Universidad de Chicago y Thomas Rosenbaum y Gabriel Aeppli, del London Centre for Nanotechnology han presentado una patente sobre un método que evita esta compleja operación de calefacción.

Como informan los tres autores en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, se puede ajustar la suavidad del imán con la aplicación de un pequeño campo magnético externo, que permite la escritura, el almacenamiento y la lectura a una temperatura fija.

Más información: “Switchable hardening of a ferromagnet at fixed temperature“, de DM Silevitch, G. Aeppli y T.F. Rosenbaum, Proceedings of the National Academy of Sciences, Early Edition, 29 de enero de 2010:


Añadir Comentario