Agua de nanotubos

Unos científicos del departamento Intense Pulsed Neutron Source (IPNS) de Argonne han descubierto una nueva forma de agua llamado agua de nanotubos. Este agua está formado por dos átomos de hidrógeno y un átomo de oxígeno pero no se convierte en hielo, incluso a temperaturas que se aproximan a cero absoluto.

Imagen creado por Christian J. Burnham, Universidad de Houston. Los anillos de color cobre representan el nanotubo de carbón, midiendo unos 1,4 nanometros. El tubo rojo y blanco es una capa helada con uniones de hidrógeno permanentes en rojo y oxígeno en blanco. La cadena interior se mueve constantemente y las bolitas amarillas representan el hidrógeno dentro de la cadena.

En vez de formarse hielo, al bajarse la temperatura hasta 8 grados según la escala Kelvin (lo que equivale a 509 grados Fahrenheit bajo cero), dentro de un tubo monocapa de carbón, el agua forma una capa helada (pero no congelada) de moléculas de agua con una cadena de moléculas líquidas que fluye por el centro. Al subirse la temperatura hasta temperatura ambiental, el agua helado de nanotubo se convierte paulatinamente en líquido.

Biologos y geologos investigan el comportamiento del agua en espacios confinados controlados por materiales hidrofóbicos porque esta situación ocurre en la naturaleza. Un ejemplo sería cuando raíces diminutos transportan agua a plantas. También algunas proteínas de membrana como por ejemplo aquaporina, que controla el flujo de agua a través de las paredes celulares. El estudio de IPNS supone el primer experimento con agua en un nanotubo.

Más información: Nanotube water doesn’t freeze – even at hundreds of degrees below zero.

Añadir Comentario