Mascotas | Caballos | Los aires del caballo

Los aires del caballo

El caballo tiene, como podemos ver, cuatro aires naturales, de los que sólo se suelen conocer tres, pero los que sabemos, estamos aprendiendo o nos gusta el tema, sabemos la verdad del asunto, son 4 y ninguno de ellos tan fácil como parece.

Patri

 

El paso, el trote, el galope y el galope largo






 





  • EL PASO: dentro del paso hay cuatro modalidades: paso libre, paso medio, paso reunido y paso largo.
    En todas estas modalidades, hay cuatro tiempos en cada tranco, uno por cada casco que se apoye en el suelo.
    Un buen paso será aquél en el que sea posible contar "uno, dos, tres y cuatro" regularmente.
    Siempre habrán dos cascos en el suelo a la vez, la secuencia será o debería ser: pie izquierdo, mano izquierda; pie derecho, mano derecha.


  • EL TROTE: hay cuatro tipos de trote: de trabajo, reunido, medio y largo.
    En todas las modalidades, el trote tiene dos tiempos, en el que el caballo mueve pie izquierdo, mano derecha; pie derecho, mano izquierda.
    El cuello se acorta y se queda quito.
    Un buen trote será aquél en el que sea posible contar " uno, dos, uno, dos"

  • EL GALOPE: es el aire de los tres tiempos más la pausa.
    Cuando se galopa correctamente, deberemos notar y poder contar " uno, dos, tres, pausa; uno, dos, tres, pausa..."
    La pausa es el momento de suspensión, que es cuando el caballo tiene los cuatro cascos en el aire.
    Dependiendo de a que mano galope el caballo, la secuencia de los tiempos será distinta, por ejemplo, si galopa a mano derecha, la secuencia será: pie izquierdo, mano izquierda y pie derecho a la vez, mano derecha seguido de la suspensión.

 



  • EL GALOPE LARGO: Este aire es sin duda el más rápido de todos. Aquí el caballo se estira abarcando el máximo terreno posible.
    Tiene cuatro tiempos.
    A mano derecha, la secuencia será: pie izquierdo, pie derecho, mano izquierda, mano derecha, suspensión.
    A manos izquierda será al revés.

  • ¿ QUÉ ES LA TRANSICIÓN?
    Cuando cambiamos del paso al trote, o del trote al galope, incluso directamente del paso a galope estamos realizando una transición, de la misma manera que cuando pasamos del galope al trote y del trote al paso. Éstas deben hacerse con la mayor suavidad posible y con un buen entrenamiento. No es fácil realizarlas correctamente y sin desequilibrar al caballo.
    Se necesita una buena obediencia del caballo a su jinete, una buena preparación y una buena posición de éste sobre su caballo.

 

Caballo yegua Caribe

 


Más temas relacionados con mascotas



RSS

comments powered by Disqus
Compartir en Facebook
Twitter
Google
LinkedIn
Email