Mascotas | Gatos | Bolas de Pelo

Bolas de Pelo

 

Si hay algo que caracterice a los gatos, es su elegancia, y ello conlleva a tener un aspecto siempre bonito, un pelo brillante y sedoso. Para eso, los gatos, hacen un gesto que todos hemos visto en ellos. Se peinan lamiéndose durante horas.

Si hay algo que caracterice a los gatos, es su elegancia, y ello conlleva a tener un aspecto siempre bonito, un pelo brillante y sedoso. Para eso, los gatos, hacen un gesto que todos hemos visto en ellos. Se peinan lamiéndose durante horas.

Así consiguen su propósito, mantenerse limpios y sobre todo eliminar pelos sueltos. Al lamerse durante horas y horas, los pelos muertos se los van tragando, que junto con la comida, pasan al estómago, formándose las Bolas de pelo, que pueden eliminar fácilmente vomitándolas o en las heces.






 






 

Gato Blanco

 

El problema llega cuando la bola de pelo se hace grande, y sus intestinos quedan obstruídos, provocando en el gato síntomas como vómitos, pérdida del apetito, etc..
Cuando veamos a nuestro gato con aspecto enfermizo, triste, con diarrea o comiendo hierba, deberemos llevarle al veterinario, ya que seguramente tendrá una bola de pelo que no puede eliminar, y si el problema se hace más grave, podría incluso llevarle a la muerte.

Que un gato coma hierba es señal de que quiere provocarse el vómito para expulsar la bola de pelo.

Los gatos más propensos a las bolas de pelo son, evidentemente, los de pelo largo, ya que pierden más pelo y pasan más tiempo lamiéndose, pero de la misma manera, un gato de pelo corto tiene la misma obsesión por la limpieza y consecuentemente también tendrá el riesgo de las bolas de pelo.

Un buen cepillado de su dueño, siempre que sea regular, es un buen remedio, ya que evitará que el gato trague tanta cantidad de pelo.

 

Lecturas relacionadas con Bolas de Pelo:

Más temas relacionados con mascotas



RSS

comments powered by Disqus
Compartir en Facebook
Twitter
Google
LinkedIn
Email