Las treinta y dos sonatas para el piano de Beethoven

Daniel Barenboim, sobre quien ya he escrito en este series de blogs (ver la entrada del 4 junio) ha llegado al final de una serie de conciertos sobre las 32 sonatas para el piano de Beethoven en el ‘Royal Festival Hall’, Londres – de los cuales se agotaron todas las entradas. Va a repetir los conciertos en varias ciudades Europeas. Cuando el pianista Argentino tuvo solo once años el director Alemán, Wilhelm Furtwangler dijo que era un ‘fenómeno’. Su vida profesional ha sobre pasado esta descripción y hay muchas paginas webs sobre sus logros.

Cuando era un joven músico se asociaba con un grupo de músicos, los cuales incluyo a su mujer, la violonchelista Jacqueline du Pré, quien murió trágicamente en 1987, además de el violonchelista Gregor Piatigorsky, y los violinistas Itzhak Perlman y Pinchas Zukerman. También toco con Dietrich Fischer-Dieskau en los recitales lieder. Su discográfica es enorme y incluye grabaciones de los mejores clásicos solos para el piano, obras operistas y obras para la orquesta. Ahora es conocido tanto como un director eminente como solista. También le han homenajeado como una persona humanitaria y comprometida con la paz y la reconciliación, mas notablemente con la creación de la orquesta ‘West-Eastern Divan’ (ver el blog de 31 de mayo). En su fascinante 2007 Reith seminario para la BBC llamado ‘al principio hubo sonido’ exploro el significado de la música como parte de la historia de los humanos.

Las sonatas de Beethoven están vistas como el ‘Everest’ que cualquier pianista de buena reputación tiene que conquistar. El joven pianista Británico, Paul Lewis, ha ido de gira por el mundo representando todas las sonatas y las ha grabado para la compañía discográfica Harmonía Mundi. Estoy en el proceso de coleccionarlos y mientras las comparo con grabaciones por otros artistas no solo me impresiona su espontaneidad sino también su control rítmico y su imaginación. En abril voy a ir a un concierto de Lewis y tengo muchas ganas de verle tocar en directo.

En una critica de los conciertos de Barenboim en Londres, Martin Kettle dice en el periódico Británico, el Guardian, que las sonatas son el ‘logro imperecedero’ de Beethoven y que en ellas ‘consiguió expresar el espíritu humano en forma de sonido’. ¡Asi que un saludo a Barenboim! Y a los otros muchos artistas quienes también han grabado las sonatas (hasta ahora he encontrado 25 artistas diferentes disponibles en CD). Pero sobre todo un saludo a Beethoven, aquel genio inquieto pero a la vez maravilloso y aventurero.
B.R.