Tema: Odio

..por no adorarla, la adoro,
usando en mí de los dos
afectos más poderosos,
más encontrados y opuestos,
pues son el amor y el odio-,
tan postrado, tan rendido,
tan sujeto, tan penoso
me tiene que, hasta que pueda
llamarla mía, dispongo
no perdonar al deseo..

Calderón de la Barca: Andrómeda y Perseo

 

 

flor...y cual víbora sangrienta
nociva ponzoña exhalo,
veneno animan mis venas;
que cuando el amor
en odio se trueca,
es más eficaz
el rencor que engendra.
y temerosa de que
la humana naturaleza ...

Sor Juana Inés de la Cruz: El Divino Narciso

 

Búsqueda personalizada
comments powered by Disqus
Compartir en Facebook
Twitter
Google
LinkedIn
Email