Vivienda | Bricolaje | Restauración madera | Cabecero de cama

Bricolaje:

Cómo hacer un cabecero de cama

Como hacer un cabecero de sky negro, con fotos e instrucciones muy precisas.
Ver también: como decorar un dormitorio

Pasos que hay que seguir para hacer tu cabecero de cama de sky negro:

* Elegir el tamaño deseado midiendo in situ

* Comprar un tablero de aglomerado de la medida elegida (grosor unos 16mm).


En nuestro caso, lo hicimos para una cama de 1,50m y queríamos que el cabecero sobresaliera por encima de las mesillas, por lo que necesitábamos un tablero de 2,70m de largo. Nos encontramos con el problema de que no había ningún tablero de ese largo, así que compramos dos de 1,35m cada uno y los unimos).

Unir los dos tableros (este paso sólo es necesario en caso de haber elegido una medida que requiera dos tableros).

Para ello utilizamos unas placas de acero (ver foto). Situamos un tablero a continuación del otro y ponemos las placas sobre la junta de modo que cada extremo quede en un tablero (para el ancho de nuestro tablero, nos basta con cuatro placas; procurar que queden más o menos a la misma distancia unas de otras). Con un berbiquí abrimos los agujeros donde vamos a introducir los tornillos (ver foto). Hay que tener cuidado de no hacer agujerear demasiado para no pasarse al otro lado.

Una vez abiertos todos los agujeros (en nuestro caso 8 agujeros, dos por pieza), atornillamos las placas. Es fundamental elegir unos tornillos de un tamaño acorde con el ancho del tablero, es decir, si nuestro tablero es de 16mm de ancho, elegir siempre unos tornillos cuyo largo sea inferior a esa medida para que no traspasen el tablero.







 
 



 





 

 





 
 
 Ya tenemos los dos tableros unidos formando uno solo

Como tapizar el cabecero de cama.

Primero lo cubriremos con una espuma para que quede mullido y resulte cómodo a la espalda. En la misma tienda donde compramos la tela para tapizar nos venden también la espuma. Para calcular las medidas de la espuma tener encuenta las del tablero y sumarle unos cm, pues la espuma deberá “abrazar” al tablero. El ancho de la espuma suele ser estándar, en cuyo caso será necesario recortar la espuma con una tijera para adaptarla a la medida deseada. Lo más fácil en estos casos es estirar la espuma sobre el suelo y poner el tablero encima. Luego, recortar alrededor del tablero dejando unos 5 cm de margen para que posteriormente la espuma pueda envolver los laterales del tablero.

A continuación, doblamos sobre el tablero la espuma que sobresale y la grapamos al tablero (ver foto). Las grapas las pondremos en el borde de la espuma; una grapa cada 2 ó 3cmaprox. todo alrededor del tablero. No escatimar en grapas (ver foto abajo). Procurar que la espuma quede bien tirante.

Una vez hecho esto, haremos lo mismo con la tela elegida para el acabado. En nuestro caso,sky negro, pero podría haber sido otro material como cuero o tela. Una vez más estirar la tela en el suelo (con el revés de la tela hacia arriba) y poner sobre ella el tablero recubierto de espuma (con la espuma hacia abajo). Al igual que con la espuma, el tamaño de la tela será un poco mayor que el del tablero, en este caso unos 7cm, pues debemos contar con el grosor que le da la espuma. Recortar con la tijera para adaptar a la medida deseada y repetir la operación de grapado (ver foto).

Es conveniente poner una sábana u otra tela debajo para que no se manche la tela del tapizado (tela verde en la foto).

Grapar todo el borde de modo que la tela envuelva al tablero con la espuma.

Al igual que antes con la espuma, tirar bien de la tela, arrodillándose incluso sobre el tablero para que la tela quede bien tirante y no se encuentren arrugas al darle la vuelta.

Como sujetar el cabecero a la pared.

Nuestro cabecero va colgado en la pared con el típico sistema de anillas y alcayatas (como si de un cuadro se tratara), por lo que la sujeción es extremadamente sencilla. En caso de haber utilizado un solo tablero basta con dos puntos de sujeción. Por el contrario, si hemos utilizado dos tableros unidos, serán necesarios cuatro puntos de sujeción (dos en los extremos del cabecero y los otros dos uno a cada lado de la junta de unión de ambos tableros, para que la junta no soporte peso).

Para poner las anillas en la parte posterior del cabecero: marcar con un lápiz el lugar en el que irán las anillas, abrir el agujero con el berbiquí y atornillar las anillas.
Una vez hecho esto, poner las alcayatas en la pared: marcar el sitio en la pared a la altura deseada, teniendo en cuenta que deberá coincidir con el de las anillas para que encajen unas en otras. Agujerear sobre las marcas con un taladro e introducir los tojinos y alcayatas.

Por último, colgar el cabecero enganchando las anillas en las alcayatas de la pared. Todo el material y complementos para poder realizar este cabecero puede encontrarlo en Leroy Merlin

Temas relacionados con madera:

Búsqueda personalizada

comments powered by Disqus
Compartir en Facebook
Twitter
Google
LinkedIn
Email