Pediculosis: ¿Cómo podemos eliminar los piojos?

Cómo eliminar los piojos en los niños.

El contagio de piojos, o pediculosis, no tiene nada que ver con la higiene, sino todo lo contrario, prefieren el pelo limpio para sujetarse mejor, alcanzar antes el cuero cabelludo y empezar a alimentarse.  
Cómo tratar la pediculosis

¿Qué tratamiento es el más adecuado en el caso de pediculosis?

Un detección precoz ayudará a interrumpir el ciclo vital, y así evitará que otras personas se contagien.

Para la erradicación completa de los piojos es necesario que la ropa de cama sea lavada con agua muy caliente, y que los artículos que no se puedan lavar, sean embolsados y guardados durante dos semanas. Los peines, cepillos y accesorios para el cabello deben ser empapados con alcohol o con agua hirviendo, durante al menos una hora.
Hay un montón de tratamientos disponibles para los piojos:

Champús o lociones pediculicidas.

Es el tratamiento más común para combatir los piojos.

 

Se aplican sobre el cabello, y después de un tiempo se pasa la liendrera por cada mechón de pelo para eliminar los huevos y los piojos. Estos tratamientos suelen requerir su repetición a los 7-10 días

Los pediculicidas tradicionales contienen insecticidas químicos como la permetrina (1%), el malatión o la fenotrina. Actúan bloqueando el sistema nervioso central del piojo, provocándole parálisis y causándole la muerte.

Han aparecido nuevos productos pediculicidas que ya no contienen insecticidas químicos, como la dimeticona y la ciclometicona.

 

Liendrera o peine.

Los piojos no pueden sobrevivir sin alimento. Pasando por cada mechón del cabello una liendrera se consigue despegar y quitar tanto las liendres como los piojos adultos.

Como tratamiento para los piojos sólo es efectivo cuando todas las liendres están muertas o son eliminadas, y se requiere repetir el peinado varias veces.

 

Aceite de árbol del té.

Es un repelente natural de los piojos, lo que hace que sea bueno para la prevención.

Si hay un brote en el colegio de sus hijos, sería conveniente lavar el cabello con un champú de aceite de árbol de té, de este modo se disminuye el riesgo de contagio. 

Una vez que se han eliminado los piojos, se puede evitar una nueva infestación poniendo unas gotas del aceite de árbol del té detrás de las orejas y en el cuello, los piojos odian este olor, y esto les mantendrá alejados. 

Sería recomendable rebajarlo un 50% con aceite de oliva, ya que las esencias puras pueden ser también perjudiciales.

 

Vinagre templado. 

Se aplica una mezcla de vinagre de manzana y agua a partes iguales sobre el cabello seco. Poner una bolsa o un gorro en la cabeza durante 2 horas para mantener el calor, y pasado este tiempo se pasa una liendrera