Autismo: todo lo que debes saber sobre él

X

El autismo es una discapacidad del desarrollo que afecta a la comunicación y a las habilidades de interacción social.

Cuando se habla de trastorno del espectro autista (TEA) hace referencia a un grupo de trastornos complejos del desarrollo del cerebro.
 
Estos trastornos se caracterizan por dificultades en la interacción social, en la comunicación verbal y no verbal y por la presencia de comportamientos repetitivos.
 
También pueden estar asociados con discapacidad intelectualdificultades en la coordinación motora y la atención, y con problemas de salud física como el sueño y trastornos gastrointestinales.
 
Autismo: todo lo que debes saber sobre él.

  El trastorno del espectro autista tiene un amplio espectro, es decir que no hay dos personas con autismo con los mismos síntomas exactamente.

 Los síntomas pueden ser leves o más graves. Dentro del trastorno del espectro autista se incluyen:

  • Autismo.
  • Síndrome de Rett.
  • Trastorno Desintegrativo Infantil.
  • Trastorno Generalizado del Desarrollo no especifico (PDD-NOS).
  • Síndrome de Asperger.
Algunas personas con TEA pueden sobresalir en habilidades visualesmúsicamatemáticasarte.
 
 

¿Cuándo aparece el autismo?

El origen del autismo puede producirse en estadios muy tempranos del desarrollo del cerebro, pero los signos más evidentes suelen aparecer entre los 2 y 3 años de edad.
 
Autismo

Algunas de las señales que pueden hacer sospechar la existencia de un trastorno del espectro autista en un niño son:

  • No responder a su nombre a los 12 meses.

  • No existe intercambio de sonidos, sonrisas u otras expresiones faciales a los 9 meses.
  • No balbucea.
  • No señala objetos para mostrar interés a los 14 meses.
  • No imita gestos a los 18 meses.
  • Evita el contacto visual.
  • Pérdida del balbuceo, el habla o de habilidades sociales a cualquier edad.
  • Tiene problemas para entender los sentimientos de otras personas o hablar de sus propios sentimientos.
  • Retraso en el habla.
  • Repite palabras o frases.
  • Se molesta por los pequeños cambios.
  • Tiene intereses obsesivos.
  • Tiene reacciones inusuales a sonidos, olores, sabores,…
  • Hace movimientos inusuales y de forma repetitiva como golpear las manos, girar en círculo,…

¿Cuáles son los problemas más comunes en las personas con trastorno del espectro autista?

  • Habilidades sociales. Una personas con trastorno del espectro autista tiene dificultades al interactuar con otro individuo. Cuando los síntomas no son graves, la persona con TEA pueden parecer socialmente torpes, a veces ofensivas en sus comentarios o fuera de sincronía con los demás.
  • Empatía. A una personas con autismo le resultará más difícil entender los sentimientos de otras personas.
  • Contacto físico. A muchos niños con trastorno del espectro autista no les gusta que les abracen ni que les toquen.
  • Los ruidos fuertes, algunos olores y luces. No es tanto el ruido real, el olor o la luz lo que afecta a los niños con autismo, sino la sorpresa, es decir no son capaces de prepararse para ella. Si la persona con autismo sabe que algo va a suceder, puede hacer frente a ella mucho mejor.
  • Capacidad de hablar. En casos graves de autismo, la capacidad de habla puede verse muy afectada. A veces pueden repetir palabras o frases que escuchan (ecolalia).
  • Comportamientos repetitivos como repetir siempre el mismo dibujo, llevar la misma rutina antes de irse a la cama, saltar tres veces al pasar por un sitio,… Una persona con autismo le gusta la previsibilidad, de hecho la rutina es su mejor amiga.
No es raro que las personas con autismo tengan tics, es decir movimientos que en ocasiones pueden ser algo bruscos
  • Comportamiento obsesivo.

¿Cuáles son las causas del autismo?

No se conoce una causa única para el autismo, pero en general se acepta que es causada por anormalidades en la estructura y/o función del cerebro.
 
Aunque todavía no se ha identificado ningún gen como causa del autismo, son muchos los estudios que están barajando la posibilidad de que exista algún gen o grupo de genes que pudieran ser los responsables o que aumenten la susceptibilidad al autismo.
 
También se plantea la posibilidad de que algunos problemas durante el embarazo o el parto, así como los factores ambientales como infecciones virales, desequilibrios metabólicos y la exposición a sustancias químicas ambientales como el mercurio pudieran provocar autismo.

¿Pueden las vacunas ser responsables del autismo?

Son muchos los estudios que se han realizado para determinar si existe un vínculo entre las vacunas y el aumento de la prevalencia del autismo, con especial atención a las vacunas que contienen timerosal como conservante como la vacuna contra el sarampión-paperas-rubéola (triple vírica).
 
Aunque no se ha encontrado ninguna relación entre las vacunas y el autismo, si que parece que en algunos casos (muy raros), la vacunación pudiera provocar la aparición de síntomas de autismo en niños con una condición médica o genética subyacente.

¿Cómo se trata el autismo?

Actualmente no existe una cura para los trastornos del espectro autista, sin embargo la detección precoz favorece una intervención temprana que puede mejorar mucho el desarrollo del niño autista.Los servicios de intervención temprana, como la terapia para ayudar al niño a hablar, caminar e interactuar con los demás, pueden mejorar en gran medida el desarrollo del niño.

Autismo

  Son muchos los tipos de tratamientos que pueden utilizarse en el autismo. Se pueden clasificar en:
  • Terapias conductuales y de comunicación. Proporcionan estructura, dirección y organización como complemento de la participación familiar.
  • Tratamientos nutricionales. Aunque muchos de estos tratamientos no cuentan con una base científica, la mayoría se basa en la eliminación de ciertos alimentos de la dieta del niño y la utilización de suplementos vitamínicos o minerales.
  • Tratamientos farmacológicos. Aunque no hay medicamentos que puedan curar los trastornos del espectro autista, si que existen fármacos que pueden ayudar a solucionar algunos de sus síntomas como por ejemplo a controlar los niveles altos de energía, la incapacidad para concentrarse, la depresión o las convulsiones.
  • Medicina complementaria y alternativa. Pueden consistir en dietas especiales, quelación o extracción de metales pesados del cuerpo como el plomo, medicamentos biológicos o técnicas manipulativas corporales como la presión profunda. 
 
Seguir leyendo:
X

Añadir Comentario

Subscribe!