Problemas de próstata más comunes

Una necesidad frecuente o dolor al orinar pueden ser síntomas de algún problema de próstata. 

La próstata es una pequeña glándula situada inmediatamente por debajo de la vejiga. Habitualmente tiene el tamaño de una nuez, pero en muchos hombres la próstata se va haciendo más grande a medida que van envejeciendo, especialmente a partir de los 40-50 años. 
Uno de los problemas que más preocupa a la mayoría de los hombres es que las molestias que están notando en su próstata pudiesen desembocar en un cáncer. Ésto no siempre es así, ya que hay condiciones benignas de la próstata que pueden ocasionar los mismo síntomas.
problemas-prostata-comunes

¿Cuáles son los problemas de próstata más comunes?

Los tres de los problemas de próstata más comunes relacionados con la próstata son:
  • Cáncer de próstata.

Es el tipo de cáncer más común entre los hombres. El riesgo de cáncer de próstata aumenta con la edad, y está condicionado por el historial familiar y la raza.

  • Hiperplasia benigna de próstata.

También conocida como agrandamiento de la próstata, es uno de los tumores benignos más comunes entre los hombres, suele ser la principal causa de los síntomas de la mayoría de los hombres a medida que envejecen.

  • Prostatitis.

Es la inflamación o infección dolorosa de la próstata, ocurre con más frecuencia en hombres jóvenes y de mediana edad. 

problemas-próstata-comunes

 

¿Qué pruebas son útiles para identificar los problemas de próstata?

Son varias las pruebas que ayudan a la identificar el problema de próstata y a elegir el mejor tratamiento.

  • Examen rectal digital.

Suele ser la primera prueba que se hace, y en ella el médico introduce un dedo enguantado en el recto y palpa la próstata. Con este examen se puede conocer el tamaño y la condición de la próstata.

  • Análisis de sangre.

Para detectar el antígeno prostático específico o PSA. Aunque es una prueba muy controvertida, un nivel alto de PSA puede indicar la presencia de un cáncer de próstata.

  • Estudio de imagen.

Mediante el uso de rayos X o ecografía se puede obtener una imagen de la próstata.

  • Estudio del flujo urinario.

Utilizando un dispositivo especial se mide la rapidez con que fluye la orina. Una disminución del flujo puede significar la existencia de una hiperplasia benigna de próstata.

  • Cistoscopia.

Utilizando un cistoscopio, que es un tubo delgado que se inserta en la vejiga a través de la uretra, el médico obtener imágenes del interior del tubo urinario y de la vejiga.

 

Seguir leyendo:

Añadir Comentario

Subscribe!