Agrandamiento de la próstata

Es uno de los problemas más comunes en los hombres a partir de los 50.

Con el envejecimiento, la próstata se agranda. Aunque en la mayoría de los casos, este agrandamiento no causa ningún problema importante, el aumento del tamaño de la próstata puede presionar la vejiga y causar problemas urinarios. En términos médicos se conoce como hiperplasia prostática benigna (HPB). 

Hiperplasia benigna de próstata

La próstata es una pequeña glándula que sólo está presente en los hombres. Se encuentra debajo de la vejiga, y en ella se produce parte del líquido seminal. Es muy importante para la vida sexual de un hombre, ya que nutre y protege a los espermatozoides. 

La causa del agrandamiento de la próstata se desconoce, aunque parece que podría estar relacionado con los cambios en los niveles hormonales que se producen en el hombre con la edad.

En algunos hombres, los síntomas del agrandamiento de la próstata son leves y no requieren tratamiento. Sin embargo, en otros casos, los síntomas pueden ser muy molestos y tienen un gran impacto en la calidad de vida del hombre. Son varios los tratamientos disponibles para el agrandamiento de la próstata, entre los que se incluyen desde cambios en el estilo de vida, evitar el alcohol y la cafeína, medicación e incluso cirugía.

 

¿Puede acabar en un cáncer?

A muchos hombres les preocupan si este agrandamiento de la próstata va a significar que van a tener un mayor riesgo de desarrollar cáncer de próstata, pero ésto no tiene porque ser necesariamente así.
Los hombres con agrandamiento de la próstata no tienen un mayor riesgo de cáncer de próstata en comparación con los hombres sin una próstata agrandada.
No obstante, es muy importante recordar la importancia de acudir al médico ante cualquier síntoma, ya que un diagnóstico precoz mejora positivamente los resultados.
Agrandamiento de la próstata
 
Seguir leyendo: 

Añadir Comentario

Subscribe!