Vivir con un estoma

La colostomía puede ser temporal o permanente.

Tras una colostomía, como parte de un tratamiento para cáncer de colon, al final del intestino grueso se hace en una abertura en el abdomen llamada estoma.
Vivir con un estoma

Adaptarse a tener un estoma puede requerir un tiempo.

Es normal sentirse preocupado sobre el aspecto físico o cómo reaccionará la gente.

Además, la existencia del estoma tiene un gran impacto sobre nuestra imagen corporal. Es muy importante aceptar la nueva imagen y hablar de la operación con naturalidad. La existencia del estoma se ha hecho para poder salvarnos la vida, por tanto es importante no sentirse avergonzado/a por ello.

Tras la colostomía es posible que surjan problemas o se planteen preguntas sobre el cuidado y el tratamiento de su estoma.

 Mientras está en el hospital, el personal sanitario le enseñará todo lo que necesite saber sobre su estoma. Una vez que llegue a su casa, es importante saber que no está solo, siempre que lo necesite podrá pedir ayuda. 

 

No tiene porque afectar a su trabajo.

No obstante, si no está seguro o tiene algún tipo de duda, consulte con el personal sanitario. A medida que aprenda a cuidar su estoma, poco a poco podrá volver a tener una vida normal. Ir a trabajar, tener vida social o volver a practicar deporte será cada vez más fácil.
Las bolsas de estoma están muy bien diseñadas. No se notan a través de la ropa y no deben los olores ni permitir escapes. No es necesario que se cambie la forma de vestir, únicamente se debe de llevar un poco de cuidado evitando que nada oprima el estoma.

Añadir Comentario

Subscribe!