Hacer una trenza de espiga en 4 sencillos pasos

A veces, ¿no os agobiáis de estar mucho tiempo en el mismo sitio? A mi me pasa constantemente. 
Por suerte, o gracias a mi madre, tengo mi refugio a 140 km de aquí.

Allí, con mis vaqueros, mi camiseta blanca preferida, y mi trenza, me dedico a comer (mucho), descansar (muchísimo) y vivir la vida (también muchísimo).

Me encaaantan las trenzas, y esta vez, para mimetizarme con el ambiente, me hice una de espiga.

A continuación, os explicaré paso a paso lo sencillo que es hacerse esta trenza y lo genial que queda.

Uno. Separarte el pelo en dos.


A mi me gusta que no quede perfecta, así que no utilizo ni cepillo, ni peine, para que la raya quede en el centro. Es más, si queda efecto despeinada, mejor.

Dos. Pasar un mechón de un extremo al otro lado.

Debes ir pasando un mechón del extremo, hacia el otro lado y viceversa, del grosor que desees, y Repetir el proceso.
Tres. Seguir con el proceso de lado
Sigue pasando los mechones de los extremos de un lado a otro. Llegará un punto en que las manos ya no te den para más, por lo que, pon tu trenza a un lado y siendo consciente y coherente con el movimiento de cada mechón, continúa.

Cuatro. Fijarla.

Una vez la tengas, sólo tienes que fijarla con una goma (no os fijéis en la mia, que estaba en el campo!!!!!)

LISTA!!!!
No puede ser más sencilla, ni quedar mejor!!

Practicad mucho y pasad un buen fin de semana!!

Crl
Síguenos en

2 Respuestas

  1. Sara Perez 6 años ago
  2. Carolina López 6 años ago

Añadir Comentario