Técnicas de estudio

Estudio y Alimentación

¿Desayunas todos los días abundantemente antes de ir a las clases?

La respuesta de un buen estudiante es sí. El estudio y la buena alimentación son dos cosas que deben ir muy unidas. El rendimiento en el estudio es sensible a una alimentación equilibrada y a unos hábitos alimentarios acordes con las exigencias del estudio. La mayoría de los especialistas insisten en que un estudiante debe cuidar muy bien su alimentación:

1. Un desayuno abundante, muy completo, al estilo anglosajón a base de cereales, leche, huevos, zumos, frutas, jamón, queso... El desayuno de un estudiante debe ser una de sus más completas comidas. Es el "combustible" que se quemará a lo largo del día, que se digiere rápidamente, y que da energía por las mañanas durante las clases, en las que hay que estar con vitalidad y energía.






 






2. Evitar caprichos: alimentos de bollería industrial a base grasas y exceso de hidratos con azúcares en comidas intermedias y ocasionales. Mejor alimentos sanos: frutas, bocadillos de pan integral, sin excesos de fiambres, no tomar bebidas azucaradas en exceso, etc. Los estudiantes deberían vigilar su sobrepeso, especialmente si esto influyen hábitos alimentarios no muy saludables.

3. Stop a la comida basura. Los que hacen trabajos sedentarios (como los de los estudiantes) deberían limitar mucho alimentos que contengan azúcar, pasteles, galletas, dulces, chucherías, carnes elaboradas, recompuestas, o empanadas, salchichas, alimentos en conserva, etc. etc.

4. Alimentación muy saludable. Un estudiante debe tener una alimentación equilibrada y muy diversificada. Una simple deficiencia en vitaminas puede originar falta de energía y vitalidad. En una buena dieta alimentaria de estudiante deben entrara alimentos como los: tomates y verduras, ensaladas (en todas las comidas), frutas (cinco piezas diarias), carne o pescado (con preferencia este último), huevos (varias veces por semana); leche, quesos y productos lácteos; pan integral y cereales: agua (un litro y medio al día).

5. Tener horas fijas en la comidas (las que sean necesarias). Comer por ansiedad y a muchas horas puede generar digestiones pesadas que mezcladas con el estudio restan capacidad de concentración, vitalidad y, en ocasiones fomentan la somnolencia.

Si eres un estudiante que tiene como meta destacar en sus estudios, debes cuidar mucho tu alimentación. Estar "en forma" mentalmente durante muchas horas al día (clases, horas de estudio por las tardes, exámenes, etc). Todas estas actividades exigen un óptimo rendimiento y los buenos hábitos alimentarios pueden ayudar mucho.

Enlaces relacionados:


Temas relacionados con estudiar

Guía para padres

Guía para padres

Técnicas de estudio, Consejos y orientaciones

Técnicas de estudio

Técnicas de estudio

Métodos, hábitos y técnicas
para mejorar el rendimiento en los estudio

estudio e inteligencia emocional

Estudio e inteligencia emocional

La habilidad para el "análisis social" pueden ser mucho más decisiva en la vida de una persona.

hábitos de estudio

Hábitos de la casa e influencia en los estudios

Es fundamental que el ambiente de la casa sea positivo para el niño.


Diálogo padres- tutor

El diálogo y la colaboración fructífera en la educación de sus hijos

entorno y motivación

Entorno y motivación

Me gusta que me motiven... (Punto de vista del niño)

buen estudiiante

¿Es tu hijo un buen estudiante?

Test - cuestionario con 20 preguntas para identificar los hábitos y métodos de estudio de tu hijo

cómo estudiar

Cómo estudiar

Técnicas de estudio, mejorar hábitos de estudio, estudiar y aprobar exámenes


Apuntes

Apuntes de primaria y secundaria



comments powered by Disqus
Compartir en Facebook
Twitter
Google
LinkedIn
Email